Historia del Gran Premio de México




La Fórmula 1 llegó a México en 1962, celebrando su primer Gran Premio, desde ese entonces hasta la fecha se han celebrado un total de 16 Grandes Premios en nuestro país, esperando con gran emoción el regreso del automovilismo este 2015.

El primer Gran Premio de México se celebró el 4 de noviembre de 1962 en el Autódromo Hermanos Rodríguez, aunque no se consideraron los puntos obtenidos en la carrera, gracias a que antes acostumbraban a primero probar el éxito de la carrera en el lugar para poder incluirlo en el calendario oficial.

Es en 1963 cuando se toma en cuenta oficialmente el Gran Premio de México como novena fecha de la temporada. Se celebró el 27 de Octubre de dicho año con el triunfo de Jim Clark con la escudería Lotus-Climax, quienes dominaron gran parte de la temporada.

Se continuó con la carrera durante los siguientes siete años de manera exitosa, hasta que en 1970, durante el mismo día del Gran Premio de México se celebró una gran carrera ciclista muy cercana al Autódromo. Cuando se terminó la carrera ciclista, una gran parte del público decide entrar a la carrera de automovilismo; la falta de organización y de personal autorizado no logró controlar a la multitud, por lo que llegó al punto en el que la gente estaba en la pista cerca de los carros. Gracias a este desastre, la FIA decidió cancelar el Gran Premio de México para 1971.

Después de 15 años, regresa la Fórmula 1 a México, en 1986 se celebra de nuevo el Gran Premio de México como la 15° fecha de la temporada de 1986. Celebrando por décima vez la máxima competencia de automovilismo del país, se contó con la presencia de grandes leyendas del deporte como Senna, Prost, Piquet y Mansell; aunque el ganador de dicha carrera fue Gerhard Berger.

Fueron seis años más, en las que la afición mexicana pudo vivir de cerca la intensidad de la Fórmula 1, se vivieron muy de cerca la competencia y eterna rivalidad entre Ayrton Senna y Alain Prost, junto con la experiencia y talento de Nigel Mansell. Cada año, durante el GP de México, la peraltada del Autódromo Hermanos Rodríguez tomaba protagonismo por los diferentes accidentes que se vivieron; poniendo definitivamente a prueba el talento y audacia de los mejores pilotos de la historia.

En 1992 se vive un Gran Premio inolvidable, en donde a pesar de que es Mansell quien se lleva la victoria; vemos por primera vez subir al podio a Michael Schumacher, una de las más grandes leyendas del automovilismo.

Al año siguiente ya no se renueva el permiso para celebrar la Fórmula 1 en el país, dejando consigo a una enorme afición mexicana durante más de veinte años en espera de oír nuevamente el rugido de los motores. Hasta el pasado verano en donde se anuncia nuevamente la llegada de la máxima competición de automovilismo.

¡Esperamos con ansias vivir de cerca las experiencias de nuevas leyendas en suelo mexicano!

Alain Prost Autódromo Hermanos Rodríguez Ayrton Senna Fórmula 1 Gerhard Berger Gran Premio de México Jim Clark Lotus Michael Schumacher Nigel Mansell